Buenas prácticas en el medio natural

Cuando visitamos los espacios naturales, todo lo que hacemos tiene un impacto. Por ello, siempre debemos intentar que este impacto sea lo mínimo posible, que no se note que hemos estado allí. Siguiendo unas sencillas recomendaciones, podemos ayudar a mantener el equilibrio de estos espacios y su buen estado.

Remediémoslo

Intenta no dejar ningún rastro de tu visita. Si todos llevamos al perro desatado, sustraemos una piedra, ponemos música, salimos de los caminos señalizados o dejamos basura, los espacios naturales se degradan rápidamente. ¡Con gestos muy sencillos, podemos encontrar el equilibrio entre visitarlos y conservarlos!”

Aparca solo en aparcamientos habilitados

Imagínate que un día quieres salir de tu casa y no puedes porque hay un coche mal aparcado. Esto puede pasarles a las personas que viven dentro o cerca de los espacios naturales cuando no aparcas en los espacios habilitados. Busca los aparcamientos habilitados o públicos y aparca solamente allí.

Como en tu casa

Si alguien viene a visitarte a tu casa, ¿cómo te gustaría que se comportara? Todo eso que creas que no sería correcto: actos vandálicos, dañar infraestructuras, botellones y ruidos… son comportamientos que debes evitar en los espacios que visitas, estos lugares son la casa de alguien y es necesario respetar el descanso de los vecinos.

Comparte tu experiencia

Tu visita y lo que has aprendido puede ser clave para sensibilizar tu entorno de la importancia de conservar estos espacios naturales. ¡Colabora en transmitir estas ideas y que todo el mundo conozca la importancia de conservar la naturaleza!

Deja la naturaleza como la has encontrado

Si todos los que visitamos un espacio nos llevamos una planta, un animal o una piedra, imagina qué pasaría: una acción aparentemente inocente puede acabar destrozando un hábitat o afectando a una especie. Observa los animales y las plantas en su hábitat sin molestarlos.

Descansa y come en las áreas de ocio o zonas habilitadas

En tu visita a los espacios naturales encontrarás espacios habilitados para comer y beber. Utilízalos y no dejes rastro de tu visita. ¡Colabora en mantener el espacio limpio!

Evita entrar en casa de alguien

A veces sin querer, cuando seguimos aplicaciones como Google maps o Wikiloc estamos usando rutas que no son las oficiales y quizás acabamos dentro de la casa de alguien. Infórmate en las fuentes oficiales de la amplia oferta de itinerarios y rutas señalizadas para disfrutar de estos espacios.

Evita las cremas solares en ríos, lagos y pozas

Aunque pueda resultarte raro, no te pongas crema solar si lo que harás es refrescarte en un río, lago o poza. Estas cremas contaminan el agua y son muy perjudiciales, generan una película de grasa que dificulta la oxigenación del agua y afectan negativamente a la fauna que allí vive, póntela cuando ya no vayas a remojarte más. Y respeta las regulaciones o limitaciones de baño en las zonas donde no esté prohibido.

Facilita el trabajo de payeses y payesas

Dentro o muy cerca de algunos espacios naturales encontramos espacios agrícolas. Los campos y cultivos son su espacio de trabajo, procura no ponerte dentro de los campos, no cojas frutas ni hortalizas y deja paso para la maquinaria agrícola.

Fondea responsablemente

Fondea con ancla sobre fondo de arena o piedra, evita los fondos de posidonia (una planta marina de gran valor ecológico). Los prados de posidonia son un espacio clave para la biodiversidad y refugio para muchas especies de interés pesquero. ¡Ayúdanos a preservar la riqueza de nuestro mar!

Haz solamente lo que esté permitido

En algunos espacios naturales, su conservación es incompatible con algunas actividades lúdicas y deportivas, ya que pueden tener efectos directos con el buen estado de la fauna y la flora. Durante la época de nidificación hay que ir especialmente con cuidado. Infórmate de qué actividades puedes llevar a cabo o cuáles necesitan autorización.

Liberar animales, un grave problema

Liberar un animal en un espacio natural puede provocar graves impactos en la flora y la fauna autóctona y alterar su hábitat. Actúa con responsabilidad.

Lleva los animales domésticos atados

Piensa que tu perro puede ser una especie intrusa en estos espacios, si lo llevas atado no molestará ni a los rebaños ni a la fauna salvaje y no pondrá en peligro especies que se encuentren amenazadas. La primavera es un momento especialmente delicado porque muchas especies están criando.

Llévate tu basura

Ante todo, es importante no dejar basura ni ningún elemento que pueda contaminar el espacio, algunos tardan años en degradarse. Además, si la depositas en el contenedor correspondiente, haces más fácil su gestión y aportas tu granito de arena.

Mantén los “lugares secretos” en secreto

Muchos de estos lugares tan espectaculares, pero al mismo tiempo vulnerables aún, son poco conocidos o mantienen un equilibrio frágil entre el número de visitantes y su conservación. Utiliza el GPS o las redes sociales con responsabilidad.

Marcha por los caminos señalizados

Los caminos señalizados están ahí por tres motivos: evitar dañar la flora y la fauna que allí vive, erosionar el terreno más de la cuenta, porque ese camino se ha consensuado con las personas que viven en ese espacio o son las propietarias, y porque es el más seguro y fácil para hacer la visita. Respeta las señales: te informan y te orientan.

Ningún fuego en el bosque

Las hogueras en espacios no habilitados o durante épocas de riesgo de incendio pueden acabar en catástrofe. Sigue la normativa y tan solo haz fuego en espacios habilitados y en épocas en las que esté permitido.

Pedalea por carreteras y pistas anchas

Si circulas en bicicleta por los espacios naturales, hazlo por carreteras o pistas anchas; nunca por senderos. Y siempre a la velocidad permitida. ¡En la naturaleza, todos tenemos cabida!

Planifica tu visita

Para disfrutar de los espacios naturales hay que ir preparado. Infórmate del grado de dificultad del itinerario que quieres hacer, de las condiciones del terreno y la meteorología, reserva el acceso si fuera necesario… Consulta la web o la app del espacio natural, te ayudará a preparar bien tu visita. Disfruta de la oferta turística local, activarás la economía local y ayudarás a combatir el despoblamiento rural.

Respeta los espacios que no se pueden visitar

En algunas zonas de los espacios naturales encontramos áreas señalizadas a donde no se puede acceder. Esta señalización suele ser para la protección de hábitats o especies amenazados. Haz tu visita solo por los espacios donde no estés dañando la biodiversidad.

Respeta los rebaños y al ganado

En los espacios naturales puede ser que encuentres rebaños y ganado pasturando. Trata de no hacer ruidos molestos, deja los candados eléctricos cerrados para que no se pierdan y lleva los animales domésticos atados para no interferir en su actividad.

Sé tan invisible como puedas

En tu visita, todo lo que puedas hacer para que no se note tu presencia será beneficioso para la naturaleza. Si evitas ruidos estridentes, podrás observar y escuchar fauna que de otro modo te perderías.

Visita los centros y puntos de información

Los centros y puntos de información son equipamientos donde encontrarás personas que resolverán dudas, te informarán y te orientarán para hacer de tu visita una experiencia única. ¡Pide consejo y déjate orientar!

Visítalos con moderación

Mucha gente a la vez en un mismo espacio puede romper el equilibrio natural y dañarlo. Dosifica tu visita en espacios naturales, como también el baño en ríos y pozas, y visítalos durante un tiempo limitado para dejar descansar la fauna que vive allí. Si puedes, visita el espacio fuera de las épocas de mucha frecuentación, tu visita seguro que será mucho más gratificante.

Colillas

Lorem ipsum dolor sit almen, consectetur adipiscing élite, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.

Colillas

Lorem ipsum dolor sit almen, consectetur adipiscing élite, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.